La verdad es que tengo que confesaros que no me gusta demasiado el mármol, lo encuentro frío, excesivamente chic..., aunque de tanto verlo últimamente en las publicaciones de decoración (es el material de moda) parece que voy entrando por el aro.

Me gustan especialmente las combinaciones de mármol blanco o muy claro, veteado o no, con pinceladas de elementos dorados. Los vemos, sobre todo, revistiendo baños y cocinas, pero lo cierto que en otros espacios también queda muy resultón. ¡No me digáis que no es perfecto el juego de comedor de la imagen que abre el post, con esa Tulip con sobre de mármol y pie dorado!

La gran dama de la decoración americana, Kelly Wearstler (a la que pertenece el espacio mencionado anteriormente), es la que ha popularizado esta combinación, a través de sus proyectos de interiorismo y a través de sus diseños de producto.

¿Qué os parece?

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.
 
Top