Ayer dimos la bienvenida al verano y para celebrarlo nos hemos ido hasta la costa sueca, concretamente a la pequeña localidad de Karlshamn, donde la editora de la revista People Ulrica Wihlborg tiene su casa de veraneo. Huyendo del bullicio de Los Ángeles, la periodista recaló, junto a su familia, en este idílico pueblo de casas de madera.

El blanco y los colores pastel son las tonalidades dominantes en la decoración, junto a buenas dosis de madera clara y decapada. Las piezas de mobiliario (nuevas y también de segunda mano, de diversas procedencias) combinan diferentes versiones de estilos clásicos, dotando a los espacios de una tonalidad femenina muy acusada. Ulrica deseaba una casa sencilla, bien decorada, pero sin excesos, en la que fuera muy fácil vivir, pero, sobre todo, que llevara al interior gran parte de lo que puede disfrutarse en su exterior, por ello la nota dominante son los materiales naturales (lino y algodón en los textiles, madera en los muebles...) y las reminiscencias botánicas y animales, en cuadros y objetos decorativos.

Un lugar ideal donde disfrutar de los días de verano, ¿no os parece?

Procedencia de las imágenes: Lonny Magazine


 
Top